Alumnos
CARRERAS
SEDES
CURSOS
INSTITUCIONAL

Helados y sorbetes: cinco recomendaciones para combatir el calor

Son días de helado. Y hay, por suerte, para todos los gustos.

Para los que prefieren ser rigurosos con el libreto y no innovar. Y, también, para los que siempre buscan incentivar al paladar. A continuación, los responsables de cuatro heladerías y un emprendimiento muy joven dedicado al helado 100% artesanal cuentan cuáles son los sabores que acompañan mejor estas jornadas.

Pixelita helados y sorbetes

Pía Morosini, cocinera detrás del reciente emprendimiento Pixelita helados y sorbetes (una guiñada a su preciosa y sofisticada cuenta de instagram Lady Pixelita), cuenta que los pedidos y consultas aumentaron por estos días. El espíritu de Pixelita es que sus productos sean lo más local, orgánico y sustentable posible. No es, por ende, una heladería a la que uno llama y encuentra una carta extensa de sabores. Acá los gustos son frescos y de estación. Hasta hace unos días había helado de damasco. Como ya no hay más damascos frescos en el mercado ya no hay más sorbete (lo que se conoce como el helado de agua) de ese sabor. Los clientes de Pixelita lo entienden y valoran. Así que no hay quejas y todos contentos. Hasta el domingo hay frambuesa; cedrón con marmolado de frambuesa; pepino, menta y limón; y pomelo rosado y Campari. Para los que necesitan una cuota de crema hay, también, un sabor de eucaliptus y chocolate (la alternativa a la menta granizada). Los chocolates y frutos secos quedan reservados para los meses cuando el cuerpo necesita más calorías. Ahora es tiempo de bocados que le den una buena dosis de frío al paladar. 

Precios: el vaso de 240 mililitros sale $ 160 y un kilo, $ 660. 

Cómo pedir: a través del correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Hay que hacer el pedido un día antes por los propios tiempos del helado. Se puede ir a buscar por la zona de Punta Carretas y se puede consultar por las entregas. 

Las Delicias

En la Heladería Las Delicias –con sucursales en Carrasco y Punta Carretas– la demanda es alta, sobre todo, sobre la tarde y noche. El limón es el gusto más solicitado con el calor pero la lista de sabores frescos se extiende más allá del cítrico. Hay frutilla, maracuyá, frambuesa, delicia tropical, durazno y mango con naranja. La incorporación de esta temporada es el sabor kinder, una pasta de avellana con barquillos rotos y chocolate con leche.
Precios: El litro de helado está a $ 640 y el helado individual de dos gustos sale $ 160.

Dirección: Dr Alejandro Schroeder 6454 y 21 de Setiembre 2837

Facal

El mítico bar ubicado en la esquina de 18 de julio y Yi, allí donde cientos de miles de candados decoran la fuente, tiene una amplia gama de helados disponibles para llevar de paso o para disfrutar en el local. En los últimos días, los pedidos desde oficinas del Centro crecieron mucho durante la hora del almuerzo. Entre los grandes éxitos de estos días están los helados al agua de frutilla y maracuyá. También gustos más frescos como ananá, frambuesa, naranja y limón. La novedad en la carta es un helado de piña colada. Para los que disfrutan de las mezclas y entienden que la cerveza también es muy amiga de los días de altas temperaturas está el helado hecho con la Choco Ipa de Beer Bros (no es recomendable para quienes después tengan que manejar porque tiene 8% de alcohol). 

Precios: El cucurucho o vaso de dos gustos cuesta $ 121 y el litro está a $ 480.  

Dirección: 18 de julio 1249 y Roque Graseras 844

El Abuelo

Conocida por sus helados exóticos y la innovación de sabores, la heladería artesanal El Abuelo es una de los obligados del barrio Malvín. Por lo general, los días de calor lo que más venden son helados para consumir en el local aunque notan que en los últimos días los pedidos a través de delivery crecieron mucho. La frutilla es el gusto fresco que siempre encabeza los rankings, el helado de maracuyá –con y sin jengibre–, y el de limón y albahaca son también muy solicitados. Pese al calor los distintos tipos de dulce de leche y chocolates elaborados en El Abuelo y el helado de galletita María con dulce de leche –clásico sabor del local–, siempre se venden. Además, tienen paletas que contienen con una mayor concentración del helado que no pasa por el batidor.

Precios: Las paletas están a $ 65 (o dos por $ 110), el helado chico $ 80, el mediano 155 y el grande $ 200. Por su parte, el medio kilo de helado cuesta $ 340, el kilo $ 580 y a modo de promoción, un kilo y medio está a $ 800.

Dirección: Orinoco 5052, esq. Michigan

Chelato

En Chelato el incremento de ventas en los últimos días fue notorio. El momento posterior al almuerzo –a partir de las 13 o 14 horas– es cuando la heladería recibe el mayor número de clientes que van a comprar, principalmente, opciones individuales para consumir en el lugar. Los sabores más recurrentes para apañar las altas temperaturas son los frutales como el de frutilla, frambuesa y limón. Aunque los helados clásicos como el dulce de leche y chocolate nunca descienden del ranking de los más solicitados. Entre los sabores exóticos que se pueden degustar aquí el helado de pistacho es de los preferidos.

Precios: los helados de una, dos y tres bochas salen $ 80, $ 120 y $ 150, respectivamente. Mientras que el medio litro está a $ 270 y el litro a $ 490.

Dirección: Mercado Agrícola (frente a la plaza de comidas),  Av. Rivera 3512 (Pocitos) y Ciudad de la Costa, avenida Calcagno 4920.

Leer más: Diario El Observador - https://www.elobservador.com.uy/nota/cinco-estrategias-dulces-y-frias-para-sobrevivir-a-la-ola-de-calor-2019129174910