PROGRAMAS CURSOS CORTOS
INSTITUCIONAL CONTACTO

Starbucks llega a Uruguay en 2018

Las cafeterías locales ven positiva la llegada de Starbucks - Empresarios del café señalaron que el arribo de la cadena propicia un aumento en el hábito del consumo y destacaron ver un cliente más sofisticado y exigente en los últimos años

Después de rumores que se extendieron por meses, el pasado 26 de junio la cadena más paradigmática de venta de café del mundo anunció su llegada a Uruguay para principios de 2018. El gerente general y vicepresidente de Starbucks para Latinoamérica, Ricardo Rico, comentó la oportunidad de traer la "Experiencia Starbucks" a los clientes en Uruguay –al que consideran un "mercado emergente y crítico"– como otro paso de su programada expansión en Sudamérica.
 
"Conforme posicionamos a la marca para su constante crecimiento, Alsea (operador de restaurantes con quien Starbucks tiene acuerdo en la región) continúa siendo un socio estratégico invaluable en este disciplinado y rentable trayecto de desarrollo", apuntó Rico.
 
¿Con qué mercado de cafeterías se encontrará Starbucks en Uruguay? ¿Cuál es la reacción inicial de sus competidores?
 
Con respecto a la imagen de la marca, la investigadora de mercado Verónica Massonnier señaló que Starbucks representa un diferencial para aquel público que ha conocido la cadena en otros países. Según la profesional, se valora la ambientación y la posibilidad de pasar un tiempo en un ámbito amigable con estética. “El público Starbucks también aprecia la innovación en cuanto a los sabores y mezclas; así como la forma de tomar café que rompe con el esquema tradicional en cuanto al tamaño, el material del envase e incluso la forma de tomarlo”, reflexionó.
 
Por otro lado, el director de Mc Donald's Uruguay, Ricardo Méndez, dijo a Café & Negocios que la competencia es siempre bienvenida ya que McCafé cuenta con un fuerte posicionamiento en el mercado uruguayo desde hace 14 años. "La competencia en este caso nos desafía a continuar innovando en servicios y productos para dar a la gente lo mejor y que pueda comparar y elegir. Somos muy cuidadosos de los procesos de calidad propios y de los de nuestros proveedores", añadió.
 
En un sentido similar opinó el responsable de Marketing de la cadena Porto Vanila, Peter Jüptner, que mencionó que así como el mercado uruguayo ha evolucionado favorablemente en el consumo de café acompañando una tendencia mundial, la llegada de Starbucks operará como un dinamizador de la cultura de esa bebida, haciendo que el público joven –que ha sido el que ha contribuido al crecimiento– valore aún más el producto.
 
Entre tanto, el propietario de Facal, Federico Celsi, fue bastante más explícito: "Por mí que se instalen al lado mío. Genera movimiento para todos. Lo que si veo es que puede ser difícil para la marca tener el mismo espíritu que tiene en otras partes del mundo". Para Celsi, el perfil de los trabajadores de la cadena estadounidense en las grandes ciudades son estudiantes universitarios que buscan hacer algún dinero extra y eso le agrega un valor al perfil del lugar y al tipo de servicio, pero eso no lo ve tan sencillo de poder lograr en Uruguay.
 
Más enfocado en términos generales opinó el director de la cadena local Chester House, Luis Ara, que sostuvo que la venta del café no solo tiene que ver con el sabor, aunque es muy importante, sino también con la experiencia que vive la persona y con dónde está ubicado el local. "El mercado es geográfico. Nuestros locales por ejemplo están ubicados en zonas de mucha población laboral, como Zonamerica, Ciudad Vieja y el World Trade Center. Para un punto de venta gastronómico lo principal es el lugar, no es como un servicio que se puede trasladar de un lugar a otro", dijo Ara.
 

Cultura y consumo

El mundo del café se ha expandido en varios sentidos en el país. Esto es lo que opina Verónica Massonnier, que considera que el consumidor se ha vuelto cada vez más consciente de las marcas y algunas de ellas "agregan valor" dentro del formato tradicional del café expreso, destacándose Illy o Lavazza, "que han trabajado para generar un público más sensible a las diferencias".
 
Para la investigadora de mercado hay un nuevo enfoque que tiende a lo gourmet. "Esta mirada tiene un sesgo generacional ya que se ha instalado con más fuerza en el público joven. Si bien el consumidor tradicional continúa fiel a su 'ritual', donde la experiencia constituye un rol central, el expreso gana lugar en un mundo donde no necesariamente compiten, sino que se complementan", indicó.
 
Según coincidieron varios de los empresarios consultados, el público más cotidiano suele estar compuesto por turistas y ejecutivos, aunque los jóvenes empiezan a cambiar un poco esa dinámica.
 
Por su parte, Ricardo Méndez -de Mc Donald's- piensa que los uruguayos tienen al café como parte de la vida diaria, y si bien siempre existieron cafés y bares en Montevideo, la llegada de McCafé potenció el consumo. "Hoy en día hay más posibilidades de hacer un café en casa, pero la gente sale cada vez más a compartir la experiencia con alguien. Desde hace años el uruguayo medio viaja más y está adoptando la cultura de tomar esta bebida porque lo ve en el exterior. Esto genera que el público cuente con más información, mejore su gusto y como consecuencia exija innovación y mayor calidad", opinó.
 
En este mismo aspecto coincidió la propietaria de Café Central, Flavia Erenberg, que visualiza una variación en los consumidores inclinándose más por las opciones de granos naturales. "Hay un claro cambio cultural en este sentido", reflexionó la empresaria.
 
Sin embargo, Celsi (Facal) y Jüptner (Porto Vanila) señalaron que en Uruguay es muy diferente la costumbre de desayunar o hacer una pausa para tomar un café como ocurre en Argentina. "En Buenos Aires las personas desayunan en una cafetería cercana a su lugar de trabajo previo a su hora de ingreso. Acá eso no está tan arraigado y si bien hay señales de cambio, son mínimas", dijo Juptner.
 
Entre tanto, el dueño de Facal observó que el paladar ha mejorado mucho en los últimos tiempos por mayor acceso a la información y la llegada de muy buenas marcas que antes no estaban. Agregó que incluso "sacarse una foto con un buen café y una buena comida, hoy además hasta ayuda a posicionarse socialmente".
 

Una poderosa alianza en Latinoamérica

Desde 1971, Starbucks Coffee Company se ha convertido en un referente del abastecimiento de café arábico de alta calidad. Hoy tiene más de 26.000 tiendas alrededor del mundo, siendo el retailer líder de café de especialidad en el mundo. Por su parte, Alsea es un operador de restaurantes en América Latina y España con marcas de comida rápida, cafeterías, comida casual y restaurantes familiares.
 
Cuenta con un portafolio multi-marca integrado por Domino’s Pizza, Starbucks, Burger King, Chili’s, California Pizza Kitchen, P.F. Chang’s, Italianni’s, The Cheesecake Factory, Vips, El Portón, Foster’s Hollywood, La Vaca Argentina, Cañas y Tapas, Il Tempietto y Archie’s. El pasado 26 de junio las empresas anunciaron un nuevo acuerdo de licencia para desarrollar y operar las tiendas Starbucks en Uruguay, con la apertura de la primera tienda a principios de 2018. Uruguay será el quinto mercado resultado de esta alianza y número 18 en la región de América Latina y el Caribe. Starbucks también anunció que abrirá un próximo mercado en Jamaica en el cuarto trimestre de este año.
 
http://www.elobservador.com.uy/las-cafeterias-locales-ven-positiva-la-llegada-starbucks-n1093148

10%

es lo que ha crecido el mercado nacional de forma anual en los últimos períodos, según la estimación que hacen desde Porto Vanila
 

841

tiendas de Starbucks opera Alsea desde hace 15 años en cuatro países diferentes.
 

1.100

tiendas ha abierto la marca Starbucks desde su arribo a América Latina, con más de 13.000 empleados en más de 16 mercados.

Nos Acompañan